Seguidores

martes, 28 de febrero de 2012

Un día más...


Este día nuestra mente navega en pendientes. Después, viaja sin rumbo fijo.
Con tanto que hacer… y nada. Sabemos que hay que hacerlo, pero nuestra voluntad carece de fuerza en este instante. Queremos tiempo para nosotros. Hacemos una pausa en nuestra ajetreada vida; apenas nos sentamos, y preguntamos: “¿qué tengo que hacer?”
Olvidémoslo. Lo único en lo que pensamos es en “nada”. Este día, es un día para nosotros mismos. Desprendámonos por uno momento de las obligaciones. Olvidemos las anotaciones de la agenda. Olvidemos la rutina. Entremos a nuestro mundo, a ese mundo que comenzaba a empolvarse, a ese mundo de descanso, en donde lo único que importa es respirar, soñar, imaginar, sentirnos libres de cualquier compromiso… permanecer en silencio, tener una charla con nosotros mismos, mimarnos en el sofá o en el colchón en completa quietud. Sólo tirémonos, dejémonos llevar por la calma. Sentimos cómo se ralentizan los minutos. El momento es nuestro. Disfrutémoslo con nosotros mismos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...