Después de tanto...

Siento como que ha pasado más de un mes sin postear, cuando veo que la última vez que escribí fue el día 11, antes de regresar a la universidad. Ahora estamos de regreso, y comúnmente llega a mí una sensación de infinita hueva. Mi plan era faltar el primer día (una tradición que quise imponerme), porque, según yo, es de mala suerte ir el primer día de clases. Pero mi sentido ñoñezco… o mejor decir, mi conciencia estudiantil, me hizo ir el tan “preciado” y esperado día. Pero yo no iba a quedarme con las ganas de “echarme la pinta”, y decidí darme a la fuga el día siguiente. Llegué como si fuera a entrar a alguna clase… bueno, primero fui a hacer una grabación urgente para un amigo de Chilapa. Enseguida, eran casi las cuatro, y me dirigí al centro, con dos objetivos que no implicaban gastar. Pero pronto, mis objetivos se desviaron… y me puse feliz.
Fui a EDUCAL por un disco que, mi amigo de Chilapa (en su última visita a la ciudad) había encargado y ya pagado para mí. Ese disco, se llama ¡Baila Morena! , y el artista es SONEX. Un muy buen disco. Tienen que escucharlo. Oh, por poco olvido que, lo primero que hice, fue vender unos cuantos libros viejos y carentes de interés personal al chico que en ese momento atendía una de las librerías en la calle Matamoros. Pedí cien pesos por ellos. Más adelante, este billete recién entregado seria gastado en tres blusas que compré en el callejón del Codo. La oferta era 1X$90, 2X$75. Y si comprabas más de 5, cada blusa te saldría en $70. Espero pronto tomarles algunas fotografías para enseñárselas, solo les daré un pequeño adelanto: una es de Snoppy tocando el sax, otra de “El extraño mundo de Jack”, y finalmente de la Pantera Rosa.

La idea, era comprar una falda súper genial que vi en una tienda tipo “Arabic Art”, en Expoplaza, pero los de los locales cercanos me dijeron que acababa de cerrar. Eché una mirada al enorme puesto de libros usados… pero ya no quiero comprar más. De por sí, tengo muchos que no he leído… según yo, este año, quiero leer un libro al mes… por ello también mucha ausencia en este espacio. Me anticipo en disculparme porque no he ido a sus blogs. Pero bueno. El punto es que, ahorita estoy leyendo “El arte de hablar en público”, y mis últimas adquisiciones en libros usados, fueron: “La revolucioncita mexicana”, de RIUS, y “La broma”, de Milan Kundera.

Hasta ahora, esas han sido las novedades en cuanto a compras: libros, música y ropa (incluidos zapatos), son mi adoración para comprar. ¡Por cierto!, bueno, yo no compré, pero me regalaron (¡mejor!) unos zapatos negros BRANTANO… también les debo la foto.
Por ahora, me encuentro en las oficinas de mis prácticas profesionales, redactando estas líneas, y que, a pesar de los buenos y malos momentos que he pasado, de las fortunas y desgracias, sigo aquí, y adelante, y sin olvidarme de ustedes, fieles seguidores.
Pd. He descubierto que soy una compradora compulsiva.

Comentarios

  1. bienvenida a la adicción.

    No abre el del triste cumpleaños.

    Reverencia de año nuevo.

    ResponderEliminar
  2. ah si, querido pp, esa entrada del triste cumpleaños no la abre xq la eliminè... digo, se me hizo muy bana... no tenìa caso. Era algo innecesario.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Haz decidido abrir tu mente.
Gracias x comentar.

Entradas populares de este blog

Sobre Otto Dix

"Tiempos aquéllos"... Francesc Picas