Seguidores

martes, 14 de septiembre de 2010

Segunda noche

Comencé la jornada con una terrible intolerancia a toda pareja que veía en el camino. Era insoportable mirar. A donde quiera que volteara, un abrazo, un jugueteo, un beso, todas esas expresiones ensordecían a mi cabeza. Fue inevitable recordarte. Tuve que huir, alejarme y desaparecer de los ojos ajenos, curiosos por saberme dónde estoy. Me escondo de ellos para que no me vean sin ti, que no se den cuenta de que te extraño por mis malditas lágrimas, por mis manos inquietas y la mirada clavada al cielo, dibujando tu silueta.
Tuve que distraerme con lo que fuera. Hice hasta lo imposible para no sufrir más la falta de tu cariño. No podía torturarme más.
Pero ha llegado la noche, y tu imagen se vuelve insistente, me asalta tu mirada constante, tu boca ansiosa que no deja de llamarme, esos labios que pronuncian mi nombre, y aquellos brazos extendidos que no se cierran. Se rehúsan. Desean que caiga rendida ante ellos… que me deje llevar y me adentre en tu aroma imaginario, en tu inmenso amor que necesito ahora…

Un poco más…

Ya sólo quedan dos días…

Dos días…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Haz decidido abrir tu mente.
Gracias x comentar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...