Seguidores

sábado, 6 de marzo de 2010

Cuando hablamos...

Por: Ileana Adame, Angèlica Contreras y Sara Lozano

“Cuando las palabras pierden su significado, la gente pierde su libertad”.
Confucio

El lenguaje nos lleva a traspasar las barreras de la comunicación, ampliando nuestro acervo verbal. El que sea amplio habla bien de nosotros, nos llaman “cultos”, viniendo de la palabra ‘cultura’, que permite a alguien desarrollar su juicio crítico, modo de vida y costumbres.

“El lenguaje oral es un sistema estructurado de símbolos que cataloga los objetos, las relaciones y los hechos en el marco de una cultura”.
(http://www.rmm.cl/usuarios/nsufan/doc/200807051600490.Desarrollo_del_Lenguaje_Oral_2.ppt#258,3,Definición de Lenguaje Oral)
Hoy en día es necesario definir cómo hablan los jóvenes y la sociedad en general para explicar de una u otra forma el gran cambio cultural y social por el que nos vemos afectados diariamente.

Las diferencias del habla se deben no solo a la falta de educación que existe en la sociedad, sino también al lugar en el que las personas se desenvuelven; además debemos tomar en cuenta el nivel económico, el cual sin duda es un factor muy importante dentro de la sociedad, sin dejar de lado a la región.

Los jóvenes hoy en día han adquirido nuevas costumbres, obteniendo nuevas modalidades de vocabulario que lo deforman o engrandecen, ya sea por comodidad, moda, entrar a un determinado circulo social o simple y sencillamente por las ganas de sobresalir.

“El lenguaje es muy rico, variado y moldeable.”

Los jóvenes empleamos el lenguaje no solo para comunicarnos sino también para expresarnos, divertirnos, informar, cotorrear, entre muchos otros.

Estudiando la expresión verbal juvenil

El lenguaje o habla de hoy es el resultado de las diferentes tendencias sociales en cuando a nuevas palabras del léxico mexicano se refiere. A continuación les presentamos un análisis que se realizó a jóvenes de diversas carreras de la UAA acerca de las modalidades de su habla actual.

El lenguaje juvenil se caracteriza por:

Eufemismos
“Te pareces a Gordolfo”



Los eufemismos en los jóvenes no son empleados para embellecer el vocabulario o hacer sonar algo más ‘bonito’, sino que los utilizan de una forma sarcástica o irónica para hacer comparaciones entre ellos, con el fin de denigrar, burlar o ridiculizar.

De España a México hay un solo paso.
“Vuestra madre anda como sirvienta” (con acento español).

En ocasiones es común ver a los jóvenes jugar con los acentos de otras naciones. Esto se debe a la globalización, en la que también están inmersos los medios de comunicación, los cuales nos muestran diferentes culturas a través de su programación con solo apretar un botón.

“Che boluda… no me rompás las pelotas” (acento argentino)

Ahora se puede viajar de España a Argentina sin salir de su hogar y en la comodidad de su sala.
Gracias a la tecnología enriquecemos nuestro vocabulario y conocimiento de tradiciones y culturas de otros países, pero esto nos puede llevar a la pérdida de nuestros orígenes, deformando el léxico propio y el extranjero.

Vituperio o elegancia
“Ahí no quieren guerra… son bien coyones”.

¿Desde cuando se emplearon las groserías?

“En nuestra lengua, las groserías poseen una carga semántica única, la cual no lograríamos expresar si las reemplazáramos con alguna otra expresión, por ejemplo, si en una situación determinada nos molesta el comportamiento inoportuno o lo dicho por alguna persona, y nos sentimos con toda la libertad de ofenderla, tenemos dos opciones, o bien le decimos "eres una persona que posee poca inteligencia" o recurrimos a una grosería: "eres un idiota". Aunque en ambas formas lo que se está señalando es la poca capacidad intelectual del individuo, la segunda expresión refleja mayor énfasis en ese defecto.

Asimismo, las groserías representan una válvula de escape para la tensión por la que pasamos, al insultar descargamos a tal grado nuestro enojo, nuestra impotencia, nuestro dolor, que se podría decir que el insulto puede cumplir también una funcionan catártica en el ser humano”.

“Algo sobre la historia de las palabrotas”, Razón y palabra. (http://www.razonypalabra.org.mx/anteriores/n23/23_mespinosa.html), Margarita Espinosa Meneses

Los insultos o malas palabras empleadas por los jóvenes cumplen una prioridad a la hora de comunicarse; es común escuchar en la calle groserías de todo tipo, no solo para marcar aspectos negativos en una persona, sino también para aspectos positivos dependiendo del contexto en donde son colocados.

“Chinga tu madre wey”
“Está bien chingón”
“Son puras chingaderas” (refiriéndose a tonterías)
“No mames” (puede referirse a “no inventes está bien padre” o “no me salgas con tonterías”).

Y lo más sorprendente es que se han vuelto parte de nuestro vocabulario al ser conjugados en todos los tiempos.
“Yo chingo, tu chingas, nosotros chingamos, ellos chingan”.
“Yo chingué, tu chingaste, ellos chingaron”.
“Yo chingaré, tu chingaras, nosotros chingaremos, ellos chingaran”.
“Yo chingaba, chingaría, he chingado”.


Palabras sentimentales

¿Las palabras son sentimentales, o los sentimentales somos nosotros?

“Se ven súper lindas”.
“¿Cómo estás corazón?”

Las palabras cariñosas, cursis, melosas, etc., son utilizadas dentro de nuestro lenguaje cotidiano para connotar una emoción y hacérsela llegar a nuestros amigos (receptores). Las personas que suelen emplear este tipo de palabras son estereotipadas como personas fresas, ñoñas, gays, mustias… por sólo mencionar algunas.

Usualmente estas palabras son usadas por mujeres ya que la cultura mexicana juzga a los hombres como afeminados, y las mujeres han adoptado estas frases por su naturaleza sensible o frágil. Por ejemplo:
Una Mujer diría: “Es súper tierno”
Mientras que un Hombre diría algo como: “Ta’ chido”

Pleglastlioso

Los mexicanos somos muy dados a jugar con las palabras, mezclando dos o más de ellas entre sí para crear nuevas y originales. Éstas son empleadas por niños desde temprana edad que no saben pronunciar bien la palabra para referirse a un objeto.

“Pimposo” en lugar de “tramposo”.
“Papos” en lugar de “zapatos”.
“Gueber” en lugar de “Gerber”.
“Mapolosa/mapirosa” en lugar de mariposa
“Efelante” en lugar de elefante

Los adultos no nos quedamos atrás. Inventamos palabras para aumentar nuestro léxico o buscando formas para expresar aquello que no sabemos cómo.

“Para la gordieta”
“Chincheros”
“El deste de la dèsa”

En otras palabras, el mexicano es un ser creativo.

¡Que onda wey!

Los mexicanos, en especial los jóvenes tenemos una forma muy singular de saludar. Esto varía dependiendo de la clase social, medio en que viven, educación, etc. Mismas expresiones de saludo pueden utilizarse para aclarar dudas.

“Que pedo” (‘hola’ y ‘¿qué pasa?’)
“Que pex”
“Quiubo/quiobo”
“Que hay”

Y para referirse a su interlocutor:

Wey
Carnal
Culero
Brother

Y ya que estamos hablando en inglés…


Hellou!
El fenómeno de la globalización ha traído como consecuencia que los mexicanos adoptemos a nuestro vocabulario palabras provenientes del país vecino o donde se habla el inglés.

“Se oye nice”
“O sea hello”
“Vamos de shopping”
“Hay que parquear”
“Quiero un sándwich”
“Mira, hot dogs a 3 por 2”

Mucho se ha dicho al respecto sobre la importancia de mantener una lengua intacta de anglicismos o arcaísmos. Pero esto se ha visto afectado por el fuerte dominio del habla norteamericano y su poder en la economía mundial, además los medios de comunicación influyen en la expansión de ésta.

Nuestro idioma (y ninguno existente) es virgen, ya que todos provienen de las lenguas romances. Con estas palabras abordamos el tema de la pérdida de la cultura en nuestro lenguaje: no se pierde tanto la esencia pues su origen no se remonta en un castellano puro, sino del latín. Algunos dicen que el incluir palabras en ingles nos afecta de manera tradicional. Otros que estamos ampliando nuestro vocabulario al ritmo que el mundo se expande, así como el uso de tecnicismos y regionalismos.
Es algo inevitable: el inglés nos invade desde la música que escuchamos hasta la comida. Tan solo en Cancún se habla mucho este idioma y su moneda se ha vuelto el dólar. ¿A dónde iremos a parar?

Mmm

Para ahorrarnos palabras, tiempo y esfuerzo, las personas nos expresamos de una manera peculiar y muy personal para darnos a entender sobre nuestro estado de ánimo mediante la guturizaciòn, esto es, empleando sonidos para señalar inconformidad, alegría, llanto, entre otras; para afirmar, hacer sarcasmo o burla o “dar el avión”.
“Aja”
“Mmmjjj”
“Auch”
“Grrrrww”
“Wiiiiiiiii”
“Brrrrr”
“Ash”

Doble sentido
“Hoy por la mañana cuando terminaba mi clase de música, me tomé unos minutos para platicar con uno de mis compañeros; acerca de mi nueva adquisición el cual era de un número más grande…”
-¡Oh! Compañera - me dijo morbosamente- a usted le gustan las cosas grandes.
- ¡No compañero! -le dije- no es que sea más grande, el número indica que es más gruesa.
-¡Oh compañera con que le gusta lo vigoroso! – terminó exclamando, nos despedimos y tomamos caminos opuestos.

En la conversación anterior, falto información y especificación de lo que se estaba hablado lo cual nos lleva al doble sentido que se puede sobrentender si alguien llegara repentinamente y escuchara la platica de los dos personajes anteriores, ahora si que como quien dice: “así se hacen los chismes . . .”
El compañero no había entendido que había comprado una caña para el saxofón.

El don de la palabra

"El verdadero significado de las cosas se encuentra al decir las mismas cosas con otras palabras".
Charles Chaplin

Con todas estas características podemos encontrar un sinfín de cualidades que nos identifican como seres humanos inteligentes con el uso del habla.

No cabe duda que mediante el uso de la palabra rompemos muchas barreras que impiden una comunicación eficaz, como los malentendidos, el doble sentido o mal interpretaciones.

El cómo habla un adulto y cómo lo hace un joven difiere en mucho, desde las palabras de “antaño” hasta el modo en cómo son acomodadas dentro de una oración. Ellos saludan con cordialidad, con un “Buenos días” y despidiéndose con “Que tenga un buen día” o “Hasta mañana”, y no como nosotros ‘la chaviza’ (como nos denominan los adultos mayores) con “Que onda wey” y “Ahí te ves”. Claro que también los adultos se ven afectados por nuestras conductas verbales. Por ejemplo, nuestras mamás ya dicen “no manches” o “chingao”, incluso palabras peor de groseras que es preferible no escribir con el fin de no delatar a nadie ni dañar sus puros y castos ojos.

¿Denigración o evolución?

El debate continúa con respecto al idioma castellano. Inevitablemente las palabras se adhieren o rechazan según con quien convivamos dentro de nuestro límite social, territorial o más allá de nuestras fronteras. Adopción de extranjerismos por influencia, por lucirnos, por moda… este fenómeno seguirá dándose, aunque algunos programas televisivos traten de impedirlo. “Nada de decir OK” una de las reglas para los conductores tan sólo en la televisora local.
Por puro juego o por no pretender ser malinchistas dicen emparedado en lugar de sándwich; palomitas de maíz en lugar de popcorn.

El juego de palabras es muy utilizado para denominar o nombrar cosas como un simple chiste o porque de plano ignoramos la palabra real, así como también la distorsión de las mismas es muy usual, ignorando su verdadero significado para utilizarlos como verdaderas groserías. Tal es el caso de la palabra ‘pendejo’, utilizada para catalogar a alguien como un ser extremadamente imbècil o idiota. Dentro de las definiciones de esta palabra, en el diccionario encontramos la siguiente: pelo que nace en el pubis y en las ingles. O sea que le estamos diciendo a ese alguien vello púbico.

Volviendo a nuestro estudio, Sin duda alguna lo que más nos afecta es que la mayor parte del tiempo decimos cosas como: “estoy en mi casa, ¿Quién me oye? O estoy en confianza, que importa, sin toma en cuenta que la educación no se improvisa.

Honestamente, y aunque yo también me incluyo en todos los defectos del habla antes mencionados, pienso que después de hacer este análisis me queda una gran duda, ¿será que estamos regresando a la época de las cavernas, que el hombre (y hablo en general-hombres y mujeres) ahora debe de comunicarse por sonidos guturales? o peor aún, ¿será que debemos recurrir a la etapa de nuestro antepasado hombre de cromagnon cuando hombres, mujeres y animales se trataban por igual? Pues con eso que ahora todos somos “wey” ya no se sabe si todos tienen el mismo nombre, salieron de la misma fábrica, del mismo establo o de plano la capacidad no nos da para mas que decir cuando no recordamos el nombre de aquella persona que supuestamente es nuestro amigo(a). ¿Acaso estaremos creando una nueva sociedad, y próximamente la ciudad alterna se llamará “weyilandia”?
En fin, entre que si son peras o son manzanas lo único que me queda por decir como conclusión es que sinceramente debemos hacer un esfuerzo por tratar de darle a nuestro lenguaje un uso adecuado, pues si solo nos damos la oportunidad de dar un pequeño salto al diccionario y buscamos palabras que suplan algunas badulaqueces que desgraciadamente ya nos identifican como sociedad, estaremos aportando algo positivo al léxico de los demás.
Gracias al lenguaje por existir en cualquiera de sus presentaciones y diversos idiomas, pues la comunicación prevalece por cualquier medio… y lo seguirá haciendo.

"Porque la comunicación mueve al mundo"

6 comentarios:

  1. Amigo lector de este blog: èste es un texto del segundo semestre, que presentamos como parte de nuestro trabarjo final en la materia "Estructura de la lengua". Espero te guste, lo disfrutes y aprendas algo. Disponible tambièn en mp3. ¿Interesado?, sòlo agrega MP3 al final de tu comentario. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  2. Me recordó a las entrevistas que hacía en psiquiatría para valorar el estado mental. Interesante.

    Ta.

    ResponderEliminar
  3. Está larguísimo...
    Lo leeré y veremos.

    ¡Qué dios las perdone!

    ResponderEliminar
  4. A dónde hemos llegado. Ahora refriteando tareas. De veras, eh. Me recuerdas a alguien pero no sé a quién…

    ResponderEliminar
  5. ke onda wey !!!
    ke pex !! spero tes bien amiguita
    ps ora no te vi y ps chale
    pero weno

    jajajajaja
    shit !!1 aun recuerdo ese trabajo ...
    cuanto nos costo jajaja pero beuno
    ps kedo chidillo
    como ke lo hicimos nosotras
    jajajaj la egolatra no vino pero me mando a mi
    jejeje
    en fin
    nso vemos amiguita y ps si sgue asi piba
    resuerte entodo lo ke hagas hoi , mañana y siempre, sola o acompañada,
    con chocolate o sin el,
    y feliz dia de la mujer !!
    atte: ile

    ResponderEliminar
  6. Felicidades chicas. En serio que les quedó "chidillo" el trabajito este. Los ejemplos stán muy graciosos y me agradó lo de la sociedad manada. Estoy de acuerdo en que los idiomas cambian, pero la velocidad con la que el inglés está deborando al resto. Es una forma de Erosión Cultural. Alguien dijo alguna vez; que cuando una palabra se deja de usar, se pierden cientos de años de cultura y tradición.

    Me parece perfecto que sigan subiendo tareas, siempre y cuando, como ésta, sean de calidad. Saludos y Felicidades por su día. (¿Porque no habrá un día del hombre?)... Andrés

    ResponderEliminar

Haz decidido abrir tu mente.
Gracias x comentar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...