Seguidores

lunes, 2 de febrero de 2009

mi maskota es un clon!!!

Anoche, no podía conciliar el sueño, hasta que prendí la tele y, después de una película, vi “Primer Impacto”, donde salió una nota que llamó mucho mi atención y hoy, supe nuevamente de ella en el periódico: Edgar y Nina Otto decidieron congelar el ADN de su perro Sr. Lancelot, para ser clonado después de que muriera por cáncer el año pasado.
Físicamente, es el mismo perro, pero la ciencia dice que ello no signifique que en “personalidad” sea la misma que del original Sr. Lancelot.
El clon se llama Lancey, diminutivo de Lancelot, y los dueños aseguran que no por ser un clon lo van a querer menos. (imagen: http://www.abc.es/20090129/nacional-sociedad/pagan-dolares-primer-perro-200901291801.html)
Al final de la nota, no literalmente, dice que la organización en pro de los derechos de los animales no ve este acontecimiento con buenos ojos.
En “Primer Impacto”, mencionaron a los perritos que son llevados a la perrera, y si nadie los quiere son sacrificados.
A lo que voy con todo esto es: ¿clonar o no clonar a tu mascota?
En caso de que pudieras hacerlo… ¿lo harías? La muerte de una mascota duele mucho, pues se vuelve un miembro más de la familia, sea gato, perro o un periquito… lo que quieras.
“Fue como si volviera a nacer”, dijo la Sra. Nina. ¿Querrías que tu perro, gato o periquito, volviera a nacer?
En mi opinión, y que tengo mascota, estoy segura que su muerte me dolerá mucho… pero hay que saber aceptarlo (tomará tiempo, y más si le tuviste mucho cariño) y seguir adelante. ¿Pero volver a tenerlo?
Sólo hay uno. Físicamente iguales, pero no sería mi bebé (así le digo a mi perro).
Preferiría adoptar, en caso de que quisiera seguir teniendo un perro, ya que, y esto es cierto: los animalitos que van a la perrera, son sacrificados para que no se acumulen… luego ya no hay lugar para más.
Como los anuncios de Pedigree… qué mejor que brindarle un hogar y cariño a un perrito que lo necesita, que ha sufrido mucho en las calles… o que fue abandonado por otra familia que se hartó de él.
Además, clonar a tu perro… ¡saldría carísimo! Lancey costó casi 150 mil dólares. Cada perro es único, y pienso que cada uno tiene derecho a una familia… ¡también tienen derecho a vivir, en primer lugar!
Y antes de finalizar, quiero dejar algo bien claro: respeto mucho la decisión que esta pareja tomó al querer clonar a su perrito
Esa es mi opinión… y definitivamente, no clonaría a mi perro.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...