La nostalgia en un trago

¿Qué sería de la existencia sin el amor?
El amor mueve al mundo.
Queremos todo y deseamos nada.
Y si deseamos… ¿qué deseamos?
Jueves cerveza a 2x25.
Tragos 2x1
7pecados 2x1
7 cocteles capitales
no cover.
Tomar, beber, pecar… ¿no pecar?
Mente abierta open mind.
La bebida nos ayuda a decir la verdad;
nos destapamos, nos desinhibimos,
expresamos lo que sentimos,
lo que pensamos.
No estás;
la sangre fluye
calor, abrazándote.
Quiere salirse de mi cuerpo
Te deseo,
quiero estar contigo,
a tu lado,
por siempre,
siempre tuya
sin decirnos nada nos miramos,
sin preguntas y sin respuestas.
Solos, acompañados,
háblame con tu silencio,
sella mi boca con tus labios.
Bésame,
no te pido más.
Aquí y ahora,
en un tiempo,
en un espacio,
en una molécula,
en una partícula de polvo,
Nuestras miradas hablan.
Nuestras palabras callan.
Mírame.
Quiero perderme en la inmensidad de tus pupilas,
en la dulzura de tus besos,
en la humedad de tus deseos,
en el calor de tu cuerpo
en el amor de tu alma.

solo Ámame.

Comentarios

  1. "El vino puede sacar cosas que el hombre se calla. Cosas que lleva por dentro, cosas que cubren el alma de los que cierran los ojos, de los que esconden la cara. El vino entonces libera la valentía encerrada y los disfraza de machos como por arte de magia... y entonces son bravucones... hasta que el vino se acaba. Pues del matón al cobarde sólo media la resaca. Sí señor, el vino puede sacar cosas que el hombre se saca."

    A. Cortez.

    Ta.

    ResponderEliminar
  2. La nostalgia de un trago... poesía que nos lleva a esa situación tan recurrente en la vida de muchas personas, el amor, ese sentimiento que ataca en el momento y de la forma menos esperada, y que al igual que los tragos, también debe tomarse con moderación... ¡ah contradictorio comportamiento humano! pues todos se enamoran sobrios y algunos lo tienen que confesar ebrios. Tragos, bebida, alcohol; termina por acabar con nuestro hígado... amor, cariño, afecto; termina por acabar con nuestro corazón...
    Beberse una botella de licor, disfrutar ese momento, paladearlo y sentir ese efecto inhibidor-soporífero que recorre poco a poco nuestro cuerpo, llenándolo de calor, pero que puede traer consecuencias desagradables, es muy similar a confesar y decir de una vez por todas, "me enamoré de ti", puedes sentir ese calor recorrer tu cuerpo y el pulso acelerado, tu habla tartamudea y las piernas flaquean... extrañas similitudes y similares resacas...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Haz decidido abrir tu mente.
Gracias x comentar.

Entradas populares de este blog

Sobre Otto Dix

"Tiempos aquéllos"... Francesc Picas