¿Estamos listos para MORIR?

¿Sólo vivimos para morir y no para vivir?

El otro día me encontraba en uno de los varios cafés que hay en Expoplaza, platicando con un amigo. Llegó en la conversación el tema de las enfermedades terminales. Tal vez no con las palabras exactas, pero me dijo algo así como “Si yo fuera a morirme, no me importaría, porque creo que he hecho muchas cosas, he conocido muchas lugares y gente, y ya no me falta más”. Demostró satisfacción por lo que ha realizado hasta hoy, a sus 24 años de edad. Pareciera que está listo para enfrentar a la muerte. Y posiblemente habrá alguien quien comparta con él esta idea de que ha hecho todo lo que quería, y no le falta nada. Pero, ¿realmente estamos preparados para ese momento? ¿Estamos listos para aceptar la muerte?
“Si tuvieran que operarme, diría que no, ¿ya para qué? (se quedó pensando). Aunque no, tal vez a la mera hora sí acepte la operación”.
Si tuvieras una enfermedad terminal, o simplemente supieras que vas a morir pronto, piensa en todo lo que has hecho hasta este día.
¿Estás satisfecho? ¿Te faltan cosas por hacer? Pues nunca es tarde para comenzar o continuar proyectos pendientes.

¿No hay varios autores que dicen que cada día hay que vivirlo como si fuera el último? Creo que tienen razón. La muerte es un acto impredecible; ni aún si sabes que vas a morir, porque no tienes la hora, día ni el lugar exactos de su ocurrencia.

No se trata aquí de saber si realmente estamos preparados para hacerle cara a “la huesuda”, sino el saber si hemos hecho todo lo que anhelamos, todo lo que quisimos; si hemos vivido y disfrutado realmente nuestra existencia o inconscientemente decidimos morir día a día …

Comentarios

  1. Esta es una muy buena reflexión. Y me da mucho gusto que seas de las personas que realmente viven cada minuto de su vida. Y que además contagies esa alegría vital que transpiras, para fortuna de todos los que te rodeamos.

    ResponderEliminar
  2. No. No estoy listo. Antes, deseo que mueran otras cosas que contaminan mi vida: sobre todo, la rutina. Procuro cambiarla, matarla.
    A veces, ni para vivir estoy listo.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Haz decidido abrir tu mente.
Gracias x comentar.

Entradas populares de este blog

Sobre Otto Dix

"Tiempos aquéllos"... Francesc Picas