Seguidores

miércoles, 9 de diciembre de 2009

Aquí estoy de nuevo

Heme aquì de nuevo, compartiendo una fotito de mi colecciòn de botellas. Sin Internet en mi casa, lo màs posible es que este blog quede aboandonado en lo que resta de diciembre y principios de enero del pròximo año.


Un año màs viejos... pero tambien un año màs de sabidurìa. El tiempo pasa volando... recuerdo cuando me decìa, que si tenìa que llegar a cierta hora a un lugar, tenìa que planearlo todo muy anticipadamente, casi con 3 o 4 horas de anticipaciòn para no llegar tarde. Al final: o llegaba muy temprano, o se me hacìa tarde.

Este blog comenzò con el fin de darme a conocer y expresar mis ideas. A lo largo de este 2009, fue creciendo con màs contenido, variado como incluyendo fotografìas, que como sabrè, puedo mejorarlas. Recordè cuando dejè de publicar en mi blog. Ya no le encontraba sentido tenerlo sin nuevo material ni seguidores... hasta que vi el comentario de Mayito. En una entrada antigua le agradecì, y creo que ya lo habìa comentado, pero no importa. Agradezco tambièn a Pepe por ser otro seguidor, y espero que habras un curso de foto para meterme eh??? Oh demonios!!! El trabajo continuarà, ya que tendrè que meterme a un curso intensivo de inglès!!! Pero bueno.

Ayer vi la pelìcula "Strella, màs que una mujer" en la 51ª Muestra Internacional de Mùsica... muy buena pelìcula. En lo personal, me gustò. No hubo ningùn momento en que me dieran ganas de dormir. Tambièn el fin de semana, en el cine comercial, vi "Los fantasmas de Scrooge".

La primer peli de la Muestra, se las recomiendo. La segunda, es entretenida y tiene buenos efectos. Mis respetos, lo que sea.

En la ediciòn pasada de la Muestra de Cine... no recuerdo si fue la pasada o antepasada, entre todas leas pelìculas se proyectò la siguiente:



la cual tambièn me atrevo a recomendàrselas.

No tengo mucho màs que decir, sòlo que no querìa irme sin dejar una entradita nueva en mi blog antes de que terminara en año.

Me despido con el siguiente texto:

“El ruido de un beso no es tan fuerte como el de un cañonazo, y sin embargo, el eco dura mucho más”. Oscar Wilde

Ardiente deseo de posarme en tu boca,
rodeada por tus brazos
expirando el vapor de nuestra lujuria,
acariciando toda nuestra piel.
Perderme en tu seductora fragancia,
devorando la dulzura y embriagadora humedad de tus labios.
¡Ven, haz que mis sentidos se pierdan en el paraíso de tus emociones,
en la inmensidad de tus pasiones,
en el misterio que guardan tus ojos,
en la calidez de tus manos,
en tu corazón latente
renaciente en este encuentro fugaz!
Quiero perderme en tu cuerpo,
en tu esencia pura,
en este mar ansioso que no deja de azotar mi cuerpo,
mi deseo,
mi anhelo por estar a tu lado,
por besarte de nuevo y explorarte con mis dedos.
Adherirme a ti,
no ver más allá de nosotros,
no escuchar otra cosa más que tus latidos,
tu respiración,
tus besos aspirando mi alma.
Encontrarme en ti
Mi amor es puro y sincero
Quiero amarte, sólo amarte…
Amarte.

viernes, 2 de octubre de 2009

La azotea

Hoy, un nuevo piso bloquea. Ayer, era mi escapatoria.
La azotea de mis recuerdos. Miramos y al caer el sol,
Absortos en el cielo, las aves lo atravesaban para ir a dormir,
Refugiadas en las ramas de los diminutos arboles distantes.
Un montón, ¿recuerdas?
Enormes manchas negras invadían el manto azul.
Mi azotea de los recuerdos.
Era más que una superficie gris y plana
Era mucho más que el techo de mi casa
Más que un refugio de las tempestades del clima...
Una vertiente a otra realidad
Donde todas las tardes, al mirar al cielo
Nos preguntábamos: “¿de dónde vienen?
¿Cuánto camino tienen que recorrer?
¿Hacia donde van?”
Una vez el cielo carente de plumas
Construíamos figuras e historias en él.
El viento arrastraba las nubes;
Ya era otra realidad,
Sin tiempo ni espacio, una estrella lejana
Anunciaba la llegada de la noche.
Seres fantásticos, animales, figuras, íconos,
Personajes terminaban de contar nuestra historia
Dejando ver las estrellas, permitiéndonos contemplarlas.
La ciudad iluminada se extendía ante nuestros ojos
Contando los vagones del tren que pasa por ahí.

Continuábamos al día siguiente
Y al día siguiente,
Y al día siguiente…
Azotea de mis recuerdos,
Donde no existía tiempo ni espacio
Sin fronteras de imaginación
Sin ruido alguno
Ni compromisos.
Como un fragmento vacío en la cotidianidad
Donde con trozos de madera, ladrillos
Y todo lo que encontráramos
Inventábamos y contábamos historias.
Caían las casitas para elevar edificios.

Hoy se levantan nuevos muros grises.
No más aves cruzando el cielo,
No más historias celestes ni terrenales
No más ciudad nocturna
No más ferrocarril…
Azotea, fugaz.
Todo se oculta tras un muro enladrillado…

Todo ha quedado en el efímero recuerdo
Azotea de mis recuerdos.

jueves, 24 de septiembre de 2009

Llamada en espera





Fragmentos

Esperaré con ansia el día en que te vuelva a ver,
y pueda seguir teniendo la dicha de verte frente a frente.

Cómo me gustaría volver a decirte cara a cara lo mucho que me gusta tu mirada, sentir cómo tus manos me acarician y me cubren de cariño, y tus dulces besos que embriagan mi razón.

Cada noche sueño con llenarte la cara de besos,
Endulzarme con tu boca.
Besar tu pecho y recostarme en él…
acariciarte y dormirme a tu lado.
Estar juntos, queriéndonos.

Átame a tus brazos; bésame y no me dejes escapar.
Tómame de la cintura,
quiero sentir tus manos que me ciñan a tu cuerpo y respirar junto a ti.

Quiero embriagarme con tus besos y delirar de placer.

Con todos mis sentidos quiero acariciarte y sentirte;
cautivarme con tu mirada.
Con mi boca saborearte;
escuchar tus labios impregnándose a mi piel;
oler tu suave fragancia que se adhiere a mí ser
y quedarme contigo entre tus brazos.
Hablarte muy de cerca;
Percibir tus dulces palabras y hacerte saber que estaré contigo ante cualquier circunstancia.

jueves, 10 de septiembre de 2009

Sombreros


La nostalgia en un trago

¿Qué sería de la existencia sin el amor?
El amor mueve al mundo.
Queremos todo y deseamos nada.
Y si deseamos… ¿qué deseamos?
Jueves cerveza a 2x25.
Tragos 2x1
7pecados 2x1
7 cocteles capitales
no cover.
Tomar, beber, pecar… ¿no pecar?
Mente abierta open mind.
La bebida nos ayuda a decir la verdad;
nos destapamos, nos desinhibimos,
expresamos lo que sentimos,
lo que pensamos.
No estás;
la sangre fluye
calor, abrazándote.
Quiere salirse de mi cuerpo
Te deseo,
quiero estar contigo,
a tu lado,
por siempre,
siempre tuya
sin decirnos nada nos miramos,
sin preguntas y sin respuestas.
Solos, acompañados,
háblame con tu silencio,
sella mi boca con tus labios.
Bésame,
no te pido más.
Aquí y ahora,
en un tiempo,
en un espacio,
en una molécula,
en una partícula de polvo,
Nuestras miradas hablan.
Nuestras palabras callan.
Mírame.
Quiero perderme en la inmensidad de tus pupilas,
en la dulzura de tus besos,
en la humedad de tus deseos,
en el calor de tu cuerpo
en el amor de tu alma.

solo Ámame.

miércoles, 9 de septiembre de 2009

amanecer




Otra foto antigua... como la anterior, desde la azotea de mi casa.

Recuerdo haberla tomado antes de irme a la prepa (por ello tan temprano... me estaba durmiendo pero logrè la foto)

martes, 1 de septiembre de 2009

Golpe de agua (cronica de un dia acuoso. 20 Ago 09)

Como para ir a nadar un rato a la alberca universitaria, el cielo nublado no está nada mal. Eso sucedió el jueves por la mañana. Hasta pudieron hacer a un lado el techito que nos resguarda de los intensos rayos UV.
A medida que transcurrían las horas, el cielo fue despejándose y el ambiente se iluminó y el bochorno no se hizo esperar. El asfalto se calentó, y sin mis lentes apenas podía vislumbrar por dónde caminaba: casi todo era blanco.
El tiempo siguió transcurriendo y el cielo se nubló. Para las 18:00 hrs las hojas de los árboles y las persianas de los salones se agitaban violentamente. Y el agua del cielo comenzó a caer. Grandes charcos se formaron por todo el campus. Mis pies mojados no se hicieron esperar: los primeros en sufrir el repentino cambio climático. Junto con otros dos compañeros de mi clase llegamos hasta el auditorio Dr. Pedro de Alba. Llevaba una blusa blanca, así que al llegar al lugar de refugio, lucia como las famosas “camisetas mojadas” durante unas vacaciones de verano en la playa. De pies a cabeza, mojada. “¡Mira nomas como vienes!” exclamó mi novio al ofrecerme una sudadera con la cual me secaría.
Mis pies me importaron tanto, que me dirigí al sanitario, a usar la famosa maquina de aire caliente para secarse las manos. Mis calcetines y mis tenis los sequé a la perfección.
Ignoro si continuó lloviendo ya que me metí al auditorio a ver “La dulce vida”.
Saliendo casi a las nueve de la noche, apenas se apreciaban unas ligeras ondas en los charcos de los jardines y caminos de la universidad: ligeras gotas de agua caían incesantemente.
Mi novio fue a dejarme a mi casa. Tuvimos que despedirnos pronto antes de que se soltara “el chubasco”.
Las luces de los arbotantes se proyectaban en los espejos de las calles. Las ruedas levantaban cortinas de agua. La ciudad estaba fría y tranquila.
No fue hasta la media noche que el cielo volvió a tornarse violento: viento y agua inundaban las calles…
A las cuatro de la mañana las gotas estridentes sobre los vidrios de mis ventanas me despertaron. El cielo rugió ferozmente, haciendo vibrar todo el cuarto, y activando la alarma de un coche en la lejanía. No lograba conciliar el sueño. Mi colchón comenzaba a humedecerse: una gotera sobre mi cabeza. Y sobre la ventana, otra gotera, manchando la pared blanca. Tuve que mover la cama.
Tres horas y media más tarde desperté nuevamente. Un pequeño charco yacía inmóvil a un lado de mi cama. Bajé, y el pasillo principal tenía un nivel de agua de unos dos centímetros. Hubo que sacarla con ayuda de una escoba. El sol salía y se escondía tras las nubes. Salí a desayunar con mi chico. Nuestro plan principal se arruinó por la lluvia: el balneario.
A mí me gusta la lluvia y a él no. Hay personas a quienes les deprime o les parece aburrido el día. Yo era una de esas personas, hasta que un día me dije: ¿por qué permito que el clima me ponga así? Después de la película no deje de sonreír.

¿Por qué escribí todo esto? La gotera sobre mi cama me pareció graciosa, y sentí la necesidad de expresarlo… pero con ello, todo el antecedente y lo posterior que también me pareció de risa, ¡qué suerte la mía!

martes, 18 de agosto de 2009

Los zapatos de tacón


La mayoría de nosotras no nos resistimos al ver unos zapatos de tacón en el aparador. Sus diversos diseños y colores nos cautivan, y los compramos para usarlos en la próxima fiesta de graduación; en esa cena tan especial que tanto hemos esperado o para la boda de algún familiar.

Los tacones nos hacen lucir más bellas y delgadas, aparentando unas piernas mas largas, haciéndonos sentir las dueñas del mundo… o al menos, de nuestro campo de acción.

Los zapatos de tacón son usados en pleno siglo XXI, pero no son propiamente de esta época… ellos tienen su historia.

Evidencias del antiguo Egipto ilustran en sus paredes de dibujos y jeroglíficos, hombres y mujeres sobre zapatos elevados.

Por otra parte, se piensa que el origen de los zapatos de tacón se remonta en el siglo XV cuando el uso de los estribos en el manejo de caballerizas hacía necesario que el pie encajara en el estribo durante las maniobras con caballos, este es el fundamento de las botas estilo vaquero actuales.

En la boda que se contrajo en 1533 entre Enrique II de Francia y Catalina de Médici, ella llegó a lucir zapatos de tacón alto, que empezaron a popularizarse gracias a la celebración de este evento. En 1660 un zapatero denominado Nicolás Lestage fue capaz de realizar unos zapatos de tacón alto para el rey Luis XIV para disimular su corta estatura, y quien fascinado con sus nuevos zapatos los prohibió al resto de la corte con la pena de muerte.

Para todos los gustos, los hay de todas alturas: 6 cm se considera tacón bajo. Entre 6 y 8.5 cm es tacón mediano. Y para guardar el equilibrio, porque una caída seria mortal, arriba de 8.5 cm, es decir: tacón alto.


Los tacones son nuestro delirio, lo malo está en que al usarlos constantemente, sufrimos dolores en las articulaciones y en las cervicales, puede desviarse nuestra columna vertebral y las rodillas pueden comenzar a dolernos terriblemente. Todo ello, por que padecemos un desequilibrio del cuerpo del que no estamos conscientes, lo que lleva a que se descompensen todos los puntos de apoyo naturales, se tensan los músculos y presionamos las articulaciones de manera antinatural.

Y en un futuro podríamos sufrir artrosis, esguinces, acortamiento del talón de Aquiles y pueden empezar a emerger los denominados juanetes. Lo que me queda por decir es lo siguiente: para todo abusar de su consumo no es bueno.


;Pero de que son lindos, lo son. Y para este tiempo de calor, son ideales para lucir casuales, sexys y elegantes… y de paso, para conquistar a los chicos… o alcanzarlos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...